Detalles Generales

Madera de Sucupira

La madera de sucupira se encuentra en zonas tropicales de Sudamérica, y se podría decir que es una madera de grandes cualidades, al nivel de la madera de teca o de  ipé.

Es ideal para clientes que busquen una madera resistente y que pueda destinarse tanto a exterior como a interior.


Procedencia:


Características y Usos:

Su principal cualidad es la durabilidad, siendo muy resistente a insectos, hongos y humedad, y muy dura frente a golpes. Se puede utilizar tanto para tarimas macizas como para tarimas de exterior, siendo también utilizada en parquets flotantes de madera e incluso imitada por suelos laminados ya que es una madera de extraordinaria belleza y variedad de tonos.

la madera de sucupira está clasificada con una buena resistencia frente a la acción de los hongos y de los insectos, con muy buena resistencia a las termitas atacable por los xilófagos marinos.Por sus cualidades y propiedades físico-mecánicas altas, puede ser utilizada para vigas,  muebles, chapas decorativas, piezas torneadas, suelos de interior y exteior, traviesas, etc.

Información Técnica

Denominación:

Científica: Diplotropis purpurea Amsh.
Española: Sucupira


Descripción de la madera:

• Albura: Blanco grisáceo a blanco amarillento
• Duramen: Pardo oscuro a pardo rojizo.
• Fibra: Recta, con frecuencia entrelazada.
• Grano: Medio


Propiedades físicas y mecánicas:

• Densidad aparente al 12% de humedad 0,91 kg/m3 . Madera muy pesada
• Estabilidad dimensional
– Coeficiente de contracción volumétrico 0,44 % madera de estable a nerviosa
– Relación entre contracciones 1,5% sin tendencia a atejar
• Dureza (Chaláis-Meudon) 8,3 madera muy dura
• Resistencia a fl exión estática 1.400 kg/cm3
• Módulo de elasticidad 180.000 kg/cm3
• Resistencia a la compresión 850 kg/cm3


Durabilidad e Impregnabilidad:

• Durable
• Duramen: No impregnable
• Albura: Medianamente impregnable


Mecanización:

• Aserrado: Sin más problemas que su dureza y los de su cierta abrasividad
• Secado: Medio a lento. Riesgos ligeros de deformaciones y fendas.
• Cepillado: Difícil por su dureza, abrasividad y por el riesgo de repelo en piezas con fibra entrelazada. Conviene realizar la mecanización muy lentamente.
• Encolado: Los taninos difi cultan una buena adherencia.
• Clavado y atornillado: Por su dureza, conviene realizar pretaladros.

Solictar Información

Formulario Contacto Sucupira

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies